top of page
  • Seva Corps

LANGAR EN CONTEXTO DE CRISIS EN AMÉRICA LATINA: ALIMENTOS PARA LOS NECESITADOS

Actualizado: 23 sept 2021





Comenzando desde el inicio: ¿qué es Langar?


varias personas con máscaras en un balcón- un refugio colectivo -con varias cosas, sirviendo comida, en Bolivia.
imagen cortesía de Abhaidev Kaur - archivo personal

Langar es una cocina gratuita y abierta a todos, un lugar que acoge y alimenta a todo aquel que llegue, sin distinción. Langar se refiere tanto a la comida como al espacio físico en el que se comparte la comida. Este espacio que fue establecido por Guru Nanak, el primer gurú sij en la India en el siglo XV, se basa en la igualdad entre todas las personas, independientemente de la religión, casta, color, credo, edad, sexo o estatus social, así como el propósito de eliminar la pobreza extrema en el mundo y hacer que las comunidades sean más solidarias.



Mapa del hambre en América Latina en pandemia


grupo de personas sin hogar, en colchones, con sus pertenencias, alimentándose en la vereda pública en Chile.
imagen cortesía de Abhaidev Kaur - archivo personal

El mundo vive tiempos sin precedentes. La crisis económica generada por la pandemia de COVID-19 junto con las crecientes catástrofes climáticas y los conflictos armados en todo el mundo, ha aumentado drásticamente el número de personas en inseguridad alimentaria a lo largo de los últimos años.


En el caso de América Latina, la pandemia de COVID-19 es el factor más importante en el escenario de riesgo de hambre en muchos países, ya que la crisis económica derivada de esta emergencia privó a la población de varios países de fuente de ingresos, aumentando significativamente su vulnerabilidad al acceso a alimentos regulares y de calidad. A la pandemia se suma la ocurrencia de fenómenos meteorológicos extremos que atraviesan, principalmente, países centroamericanos.


Los países latinoamericanos triplicaron su inseguridad alimentaria en 2020 en comparación con el año anterior. Esta información fue alertada por la ONG Acción contra el Hambre, para quien "sin redes de protección sólidas en forma de subsidios, la enfermedad es una condena del hambre para quienes viven a diario en la economía informal, con la pérdida de empleo o que encuentran alimentos cada vez más caros en ferias y supermercados".


Según el informe de la ONG, América Latina registró el año pasado el mayor aumento relativo de la inseguridad alimentaria en el mundo. La pandemia, en particular, ha creado 45 millones de nuevos pobres en el continente, lo que representa casi un tercio del total mundial de infecciones de COVID-19, a pesar de tener menos del 10% de la población mundial.


En el caso específico de Centroamérica, el informe advierte de una escalada de inseguridad alimentaria aguda en El Salvador, Guatemala y Honduras debido al doble impacto de los huracanes en la región combinado con los efectos económicos del COVID-19. Y Haití sigue siendo uno de los 10 países con mayor vulnerabilidad alimentaria del mundo, con más del 40% de la población sin garantías de qué comer en la próxima comida, según el Informe Global Report On Food Crisis 2021 de la Global Network Against Food Crisis, una institución creada por la ONU con la Unión Europea para mapear el hambre global.



Langar en el contexto de la crisis en América Latina


dos mujeres con máscaras, revolviendo la comida en dos grandes ollas en el suelo, preparando el langar - comida - comunidad en Perú.
imagen cortesía de Krishan Shiva Singh - archivo personal

La vida de los pueblos originarios se basa en la comunidad y siempre ha tenido como principio rector Sumak Kawsai, o el Buen Vivir, lo que implica en el cuidado de la madre Tierra y del entorno social para que como sujetos podamos existir dignamente y con entereza, desde la ley de reciprocidad. Es decir, acoger y servir sin distinción, así como el principio langar establecido por Guru Nanak, es una de las bases fundadoras de nuestra identidad colectiva ancestral.


En el escenario actual, donde estamos viviendo graves crisis políticas y económicas, Langar, más que un necesario Seva, ha sido uno de los mayores frentes de articulación de las distintas sociedades civiles de la región, a pesar de las dificultades impuestas por la pandemia y el propio escenario económico. Krishan Shiva Singh, un sevadar que ha estado trabajando en varios langars desde el inicio de la pandemia en Perú, ilustra cómo se ha producido esta articulación en su país: "hay mucha gente que ayuda y reacciona de inmediato a una solicitud de ayuda, y no necesariamente esta red es de dentro de Sangat, es decir, la sociedad peruana ante el primer signo de desastre o desgracia se moviliza y todos hacemos algo para ayudarnos. Y no solo las personas que tienen más recursos, sino también las personas que tienen pocos recursos".


Abhaidev Kaur, responsable por el langar de la Fundación Social Amar Das en Chile, informa que inicialmente prepararon y llevaron alimentos solo a personas sin hogar, sirviendo un total de 11.000 loncheras en 2019. Sin embargo, con la llegada de la Crisis por el Covid-19, surgieron las "ollas comunitarias", que se organizan para que las familias más vulnerables, muchas de las que tienen niños pequeños y que literalmente no tienen nada que comer, puedan tener acceso a alimentos y con la inclusión de esta acción terminó el año pasado con 48.000 viandas entregados.


El Covid-19 impactó no solo en el creciente número de personas que tienen hambre, sino también en la disponibilidad de personas para estar en el servicio necesario para que el langar se manifieste y haga que los alimentos lleguen a quienes lo necesitan, lo que ha disminuido drásticamente. Abhaidev añade que "es una bendición vivir la experiencia que nos sirve el Universo, porque realmente si me preguntas cómo funciona la Fundación Amar Das, te digo que es un milagro. Es un milagro cómo entra el dinero, cómo se paga la factura, al igual que es un milagro cómo se manifiesta la comida. Y dentro de ese milagro lo que más cuido es que la comida se distribuya, que aquí no quede nada, lo que implica ir en lugares, estar con la gente, entregar lo necesario, y no solo estar en la preparación de los alimentos".


Esta disponibilidad, que implica en diferentes vías cruzadas que la vida de las personas ha sufrido en diferentes ámbitos, fue un factor decisivo para la suspensión de las actividades de la Ong Cura Ser en Brasil. Según Simrat Kaur, uno de los líderes de la ONG, "tuvimos que reinventarnos y hoy servimos de otras maneras en línea, pero seguimos utilizando nuestra historia de langar para recaudar fondos y alimentos y dirigir a aquellos que se están articulando en comunidades vulnerables la llegada de alimentos".



Cómo apoyar a los langares


personas con máscaras que sirven comida - langar - a personas acampadas en un espacio público urbano en Chile.
magen cortesía de Abhaidev Kaur - archivo personal

El hambre es un síntoma concreto de diversas violencias estructurales. Por lo tanto, en tiempos de crisis, ya sean climáticas, pandémicas, conflictos civiles o guerras, se presenta como una indicación concreta de la situación adversa. Y en tiempos de adversidad, todo el mundo, en general, está lidiando con la supervivencia, ya sea en el nivel más concreto o en el nivel más subjetivo y social que atraviesa la realidad.


Así que la crisis es la gran oportunidad para que podamos lograr lo que Abhaidev llama el milagro de la manifestación, donde es necesario "cualquier tipo de servicio - ya sea con su tiempo, con el dinero que tiene que compartir, con la articulación de su red de contactos - para poder hacer regalos y servir a los que más lo necesitan en tiempos de indignidad generalizada , siendo esperanza y aliento", como añade Simrat.


Incluso con una inmensa red de solidaridad disponible en estos países, hay mucho que hacer para hacer llegar alimentos a quienes los necesitan a diario, porque el hambre es inmediata y tiene impactos concretos, especialmente en la salud y el bienestar de los niños y las personas mayores, pero también en el vigor y la esperanza de las personas de continuar a través de los desafíos que se les imponen.


Por eso:

- Conéctate con algún proyecto que esté sirviendo a quienes lo necesitan;

- Comprende de qué manera puedes servir dentro de tu realidad actual;

-Comparte los proyectos que te han impactado en tus redes, o de los cuales haces parte.

- SIRVE, como sea posible, pues los tiempos nos llaman a servir.


una niña en una casa sencilla posando con comida recibida en la mesa: cebolla, tubérculos, frijoles y fideos.
imagen cortesía de Krishan Shiva Singh - archivo personal

27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page